“Nos necesitamos unos a otros para sanar”: Sabiduría indígena para superar la violencia doméstica

Por Anikka Abbott, Cronkite News |

Photo by Megan Marples/Cronkite News

Barnaby Lewis participa en una limpia, utilizando el humo de una planta especial para limpiar el espíritu. (Foto: Megan Marples/Cronkite News)

LAS VEGAS – Una oración de apertura da la bienvenida a 75 hombres y mujeres Nativos Americanos de todo el país, reunidos en un hotel para aprender a usar la tradición para sanar del trauma, y ​​para ayudar a otros a sanar también.

“Mi abuela fue asesinada por su esposo”, dijo Lisa Rose Sanderson, especialista en prevención juvenil de la tribu Yurok en Medford, Oregón. “Mi madre, mi abuela, mis hermanas, todos hemos sufrido violencia doméstica, así como yo misma”.

Es un crimen muy común en los pueblos indígenas de Norteamérica.

La violencia doméstica afecta a 4 de cada 5 mujeres Nativas, según el Indian Law Resource Center. Eso es más del triple del promedio nacional. Según el Departamento de Justicia, las mujeres indígenas también tienen más de 10 veces más probabilidades de ser asesinadas.

Pero algunas han encontrado sanación a través de lo que se conoce como los programas de Encuentro de Nativos Americanos. Estas sesiones educativas basadas en la cultura, creadas en 1990, buscan fomentar la sanación al promover procesos de comunidad y tradición. Tocan temas como el suicidio, la adicción y la violencia doméstica.

Cada sesión guía a los participantes a través de cuatro pasos hacia la curación: pertenencia, dominio, interdependencia y generosidad.

Aunque el formato del taller de cada uno es el mismo, las tradiciones tribales empleadas, y el énfasis de cada lección, cambian dependiendo de quién facilita y asiste al encuentro. Por ejemplo, las reuniones de jóvenes pueden centrarse más en el suicidio y la presión académica, mientras que las sesiones con mujeres pueden centrarse más en la violencia doméstica.

Sanderson aboga por las sobrevivientes de violencia doméstica y espera tomar lecciones para ayudar a las mujeres en su propia comunidad.

“Nos necesitamos unos a otros para sanar”, dijo. “Cuando otra mujer se lastima en una comunidad, eso lastima a otra mujer y a otra familia”.

[penci_video url=”https://youtu.be/Bi58TOX0jGM” align=”center” width=”” /] Escucha algunos testimonios. Video de Megan Marples/Cronkite News. Subtítulos al español por Awasqa.

Theda NewBreast, una mujer Blackfeet que cocreó el plan de estudios, dirigió el taller de Las Vegas en un hotel.

“Una vez que ves que una comunidad comienza a usar métodos de remediación, comienzas a ver resultados de niños felices, familias felices y una tribu soberana”, dijo NewBreast, quien viaja por los Estados Unidos liderando los talleres y capacitación de otros facilitadores durante los Encuentros de Nativos Americanos.

“La violencia doméstica es un síntoma”, dijo. “Es un síntoma de una problemática muy profunda de hace mucho tiempo, de un trauma recurrente pepetrado contra nosotros, como robarse nuestra tierra, robarse a nuestros hijos e hijas, privar a nuestros hombres de sus derechos y luego estereotiparnos”.

Muchos esfuerzos recientes se han centrado en el problema persistente de las mujeres y niñas nativas americanas que han desaparecido o han sido asesinadas, y Arizona y otros estados están trabajando para recopilar mejores datos sobre el problema ligado, según uno de los expertos, en gran medida con el tráfico sexual como así como la violencia doméstica.

Un comité de estudios recién formado en Arizona está trabajando con universidades para recopilar información de varias fuentes y crear una base de datos exhaustiva y precisa.

Además de encontrar y aprender sobre los datos, muchos Nativos sienten que es necesario compartir sus propias historias y lecciones. Después de todo, señalan, detrás de estas estadísticas están las personas y sus historias.

Photo by Megan Marples/Cronkite News

Ann Mason ayuda a crear un escudo representando a su grupo. Después de terminarlo, se coloca en un altar (Foto: Megan Marples/Cronkite News)

 

“Olvidamos que tenemos nuestros propios sistemas de conocimiento indígena, y estamos regresando al inicio del círculo completo para ayudar a nuestras comunidades”, dijo Serena Denetsosie, quien se está capacitando para facilitar un Encuentro. “Tenemos que encontrar ese equilibrio entre nuestra educación occidental y nuestros sistemas de conocimiento indígenas”.

Para muchos, el programa representa un momento de círculo completo, tanto literal como figurativamente. NewBreast pide que todos los asistentes se sienten en círculo, representando el estilo de vida cíclico, honrando la tradición e incluyendo a todos en la sala.

Carlton Timms es un sobreviviente y ex abusador doméstico. Después de asistir a las reuniones para sanar de la violencia doméstica, ahora cuenta su historia como facilitador.

“Si no estás en algún tipo de terapia o no te curas de él o no te enseñan la alternativa”, dijo, “entonces uno se convierte en el agresor”.

FUENTE: Para más artículos de Cronkite News, visite cronkitenews.azpbs.org.