La violencia doméstica como síntoma de la colonización y opresión hacia los pueblos

Joint statement domestic violence awareness

DE LOS EDITORES: En un relevante comunicado, un grupo de organizaciones indígenas de los EEUU, emiten un poderoso llamado como parte de Octubre, Mes de Concientización sobre la Violencia Doméstica. Exigen una desconstrucción de la violencia colonial patriarcal y señalan que ese ejercicio de la violencia, sus efectos y su invisbilización son producto de una ruptura cultural en su herencia ancestral (en la que el papel de los internados forzados indígenas, jugó un papel fundamental en la semilla de la violencia en la comunidad). A continuación compartimos una traducción del comunicado, con permiso del Centro Nacional de Recursos para Mujeres Indígenas, Inc. (NIWRC).

Para servicios de Línea Directa Nacional contra la Violencia Doméstica en español, visite: National Domestic Violence Hotline.

FUENTE: Puede acceder a la declaración original en inglés aquí: https://www.niwrc.org/news/joint-statement-dvam-2021

Joint statement domestic violence awareness

Organizaciones indígenas emiten una declaración conjunta en apoyo a las sobrevivientes de violencia por el Mes de Concientización sobre la Violencia Doméstica  

 (LAME DEER, Mont., 1 de octubre, 2021): Octubre es el Mes de Concientización sobre la Violencia Doméstica, que destaca un tema crítico para las mujeres indígenas de norteamérica, nativas de Alaska (AI/AN) y nativas de Hawaii que experimentan violencia doméstica en tasas significativamente más altas que otras mujeres. Según el Instituto Nacional de Justicia de los EEUU, más de 1,5 millones de mujeres indígenas norteamericanas y nativas de Alaska y 1,4 millones de hombres nativos han experimentado violencia en su vida, a menudo por perpetradores no indígenas. Según un informe de 2018 de la Oficina de Asuntos Hawaianos, la tasa de mujeres nativas Hawaianas que experimentan violencia es casi el doble de las mujeres no Hawaianas.  

No podemos enfatizar esta realidad lo suficiente: La violencia doméstica no es parte de la tradición de las culturas indígenas y es un efecto duradero de la colonización. La violencia doméstica ocurre cuando una persona ejerce uno o varios tipos de abuso que induce al miedo (por ejemplo, físico, emocional/verbal, sexual, financiero, cultural, espiritual o digital) hacia un pariente para mantener el poder y el control. La violencia íntima de pareja (VIP) es una forma de violencia doméstica cuando un cónyuge o pareja actual o anterior se involucra en un patrón repetitivo de abuso que induce miedo en su pareja para mantener el poder y el control en una relación. Este patrón de abuso puede ocurrir en relaciones de parejas de novios, casadas, o que están viviendo juntas, tienen hijos/as juntas o después de que la relación ya haya terminado.  

No podemos enfatizar esta realidad lo suficiente: La violencia doméstica no es parte de la tradición de las culturas indígenas y es un efecto duradero de la colonización.

La investigación muestra que la mayoría de la violencia íntima de pareja es perpetrada por hombres contra mujeres, aunque cualquier persona puede experimentar violencia doméstica o VIP en sus relaciones. Hoy en día, el legado de la colonización y opresión hacia los pueblos nativos continúa imponiendo y promoviendo la dominación y la propiedad de las mujeres indígenas por parte de los hombres, como se refleja en las tasas desproporcionadas de violencia doméstica y violencia sexual contra las mujeres observadas a lo largo de la historia desde el primer contacto con los colonizadores. 

Este legado de colonización también incluye la expulsión forzada de generaciones de niños/as nativos de sus familias que sufrieron abuso durante su reubicación en internados federales. Las niñas en particular sufrieron abuso sexual, violación, embarazos y abortos forzados, y asesinatos mientras estaban en estas escuelas. Este legado de trauma es una de las realidades más terribles sobre la violencia contra nuestros pueblos y ha tenido efectos devastadores en aquellas familias con miembros en estos internados o que tuvieron niños asesinados en ellos. Creemos que estas realidades crearon una estela en los niveles de la crisis de violencia contra las mujeres indígenas y que ahora surge como evidencia de la violencia viva contra los pueblos indígenas que continúa hoy.   

La violencia contra las mujeres indígenas es prevenible, y terminará cuando las naciones indígenas tengan la plena autoridad de autogobierno, incluyendo la autoridad sobre los perpetradores no indígenas que cometen esta violencia. Además, las comunidades indígenas requieren de los recursos necesarios para apoyar a las víctimas-sobrevivientes nativas en su camino hacia la sanación. Los pueblos indígenas siguen siendo afectados de manera desproporcionada por la violencia, con poco o ningún acceso a servicios y refugios que salvan vidas, debido al fracaso del gobierno federal para inspirar confianza en su responsabilidad de ayudar a los pueblos indígenas y personas nativas hawaianas para mantener a sus comunidades seguras y estables. Los refugios indígenas de violencia doméstica brindan una defensa crítica, como la planificación de la seguridad, los recursos y el apoyo a las víctimas y sobrevivientes nativas, sin embargo, solo hay 58 refugios de violencia doméstica nativos en todo el país, para 574 pueblos y nacionalidades, lo que indica que es una necesidad urgente e insatisfecha. Esto es especialmente preocupante durante la pandemia teniendo en cuenta la necesidad de distanciamiento social dentro de las áreas públicas y el aumento de la violencia doméstica en general.  

La violencia contra las mujeres indígenas es prevenible, y terminará cuando las naciones indígenas tengan la plena autoridad de autogobierno, incluyendo la autoridad sobre los perpetradores no indígenas que cometen esta violencia.

Los programas indígenas y de los pueblos necesitan acceso a fondos críticos y permanentes para garantizar que nuestros familiares tengan acceso a toda gama de apoyo médico, de sanación y amparo que las personas necesitan desesperadamente. Como organizaciones indígenas reconocemos nuestra responsabilidad como familiares de hablar en contra de la violencia doméstica y garantizar que las voces de las y los sobrevivientes sean honradas y escuchadas. Juntas les pedimos a cada uno de ustedes que honren las necesidades de las víctimas indígenas sobrevivientes de violencia doméstica escuchándolas, creyéndoles y apoyándolas en su camino a la sanación este Octubre, Mes de Concientización sobre la Violencia Doméstica.    

###  

Acerca del Centro Nacional de Recursos para Mujeres Indígenas:  

El Centro Nacional de Recursos para Mujeres Indígenas, Inc. (NIWRC) es una organización sin fines de lucro dirigida por nativos dedicada a poner fin a la violencia contra las mujeres y los niñas nativas. NIWRC proporciona liderazgo nacional para poner fin a la violencia de género en las comunidades tribales al elevar las voces colectivas de las defensoras que acompañan a las víctimas y ofrecer recursos fundamentados culturalmente, asistencia técnica y capacitación, y desarrollo de políticas para fortalecer la soberanía de los pueblos.  niwrc.org   

Acerca de la línea de ayuda nativa StrongHearts:  

StrongHearts Native Helpline fue creada y construida para servir a las comunidades indígenas en todo el país de los Estados Unidos. Es un servicio culturalmente apropiado, anónimo, confidencial y gratuito dedicado a servir a las sobrevivientes nativoamericanas y nativas de Alaska y familiares y amigos preocupados y/o afectados por la violencia doméstica, violencia en el noviazgo y violencia sexual. Las defensoras están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, enviando mensajes de texto o llamando al 1-844-7NATIVE (1-844-762-8483) o a través del chat en línea en strongheartshelpline.org. Conéctese con defensoras expertas que pueden proporcionar herramientas para salvar vidas, así como apoyo inmediato para permitir que las sobrevivientes encuentren seguridad y vivan vidas libres de abuso. StrongHearts Native Helpline está orgullosamente asociada al Centro Nacional de Recursos para Mujeres Indígenas y la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica. Para obtener más información, visite al strongheartshelpline.org.    

Acerca del Centro de Recursos para Mujeres Nativas de Alaska:  

Organizado en 2015, el Alaska Native Women’s Resource Center (AKNWRC) es una organización nativa sin fines de lucro dedicada a poner fin a la violencia contra las mujeres en los 229 pueblos de Alaska y organizaciones aliadas. Las integrantes de la junta y el personal de AKNWRC son mujeres nativas de Alaska, educadas en aldeas nativas de Alaska, y tienen más de 250 años de experiencia combinada en gobiernos de los pueblos, gestión sin fines de lucro, violencia doméstica y defensa contra la agresión sexual (tanto en crisis individuales como defensa sistémica del cambio social en acompañamiento de víctimas a nivel local, estatal, regional, nacional e internacional) así como otras experiencias en servicios sociales. La filosofía de AKNWRC es que la violencia contra las mujeres tiene sus raíces en la colonización de las naciones indígenas y, por lo tanto, se dedica a fortalecer las respuestas del gobierno local y de comunidad, a través de esfuerzos de organización comunitaria que abogan por la seguridad de las mujeres y las niñas en sus comunidades y hogares contra el abuso y la violencia doméstica y sexual. aknwrc.org  

Acerca del Centro de Recursos de Legales Indígenas:  

Fundado en 1978 por los indígenas norteamericanos, el Indian Law Resource Center (ILRC) es una organización sin fines de lucro que brinda asistencia legal a los pueblos indígenas norteamericanos para combatir el racismo y la opresión, proteger sus tierras y el medio ambiente, proteger sus culturas, lograr el desarrollo económico sostenible y el autogobierno genuino, y alcanzar sus otros derechos humanos. El proyecto Safe Women, Strong Nation del ILRC trabaja con organizaciones de mujeres indígenas y naciones nativas para poner fin a la violencia contra las mujeres indígenas. El ILRC cuenta con estatus consultivo ante el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas.  indianlaw.org  

Acerca de Urban Indian Health Institute:  

Urban Indian Health Institute (UIHI) es una rama de la Junta de Salud Indígena de Seattle, es uno de los 12 Centros de Epidemiología Nativa y el único que atiende a los Programas de Salud Indígena Urbana en todo el país. UIHI lleva a cabo investigaciones y evaluaciones, recopila y analiza datos, así como proporciona vigilancia de enfermedades para fortalecer la salud de las comunidades nativas urbanas en todo el país. UIHI se enfoca en las fortalezas de las comunidades nativas y al mismo tiempo aborda las disparidades de salud que enfrentan. UIHI utiliza lo mejor de la ciencia occidental, pero tiene sus raíces en las prácticas indígenas. Descoloniza los datos para los pueblos indígenas, por pueblos indígenas. uihi.org   

Acerca de Rising Hearts Coalition:  

Rising Hearts es una organización de base, liderada por indígenas comprometidos con el trabajo del corazón para elevar las voces indígenas y promover y apoyar los esfuerzos interseccionales y de colaboración en todos los movimientos con los objetivos de justicia racial, social, climática y económica. Nuestros objetivos principales son informar, elevar, movilizar y organizar a través de la promoción estratégica y específica, y establecer asociaciones de colaboración para ayudar a crear un futuro y un entorno mejores y más seguros para todos los familiares que habitan este planeta: pasado, presente y futuro. risinghearts.org  

Acerca de Pouhana O Na Wahine:  

Pouhana O Na Wahine (PONW) es una organización de base, enfocada en abrir un Centro de Recursos nativos hawaianos sobre violencia doméstica para reducir las disparidades que enfrentan los nativos hawaianos, que se remonta a los días de contacto con extranjeros, lo que resultó en el derrocamiento de nuestro monarca hasta la violencia y la injusticia actuales. Nuestra visión es restaurar el equilibrio de la mente, el cuerpo y el espíritu, llevando a nuestra gente a un estado de bienestar; y preservar y promover la cultura hawaiana para ayudar a las familias y comunidades a sanar de la violencia doméstica y sexual y la colonización. Nuestra misión es abogar por las familias nativas hawaianas que enfrentan desafíos relacionados con la violencia doméstica y de género mediante el ejercicio de nuestros derechos soberanos inherentes como pueblos indígenas de Hawai para cuidar y proteger a nuestra gente. Colectivamente, las personas de PONW tienen más de 50 años de experiencia en el campo de la defensa y el servicio social y son todos Kanaka Oiwi que tienen una pasión por ayudar a sanar a las generaciones pasadas y presentes para garantizar un futuro más saludable.  

Autores

Citlalli A.

Citlalli Andrango Cadena. Productora Cine/Gestora Cultural Kichwa. Es productora de AylluRec Films y es parte del colectivo artístico HUMAZAPAS. Productora del largometraje HUAHUA 2018. Productora del proyecto de formación en cine comunitaria HUMAZAPAS 2022 y del proyecto de largometraje “VACACIONES” (POSTPRODUCCION). Además, es productora del Largometraje Docuficción AKCHA SAPI (DESARROLLO).

Visitar perfil de autor
ORGANIZACIONES